Cómo asegurar tu monedero de cripto 

La seguridad, como todos sabemos, es lo primero y en ningún lugar es más cierto que en el ámbito de las criptomonedas. Esta economía digital en rápida evolución está madura para los hackers, por lo que mantener los activos digitales a salvo debería estar en la mente de todos los usuarios. Asegurar tu billetera, donde almacenas criptodivisas, es el paso más importante en este viaje y el primero que hay que dar.

Como en la mayoría de las áreas de la vida, la seguridad de la cartera viene en varios grados y exactamente cuán seguro quieres estar depende de ti. Hay dos opciones principales en lo que respecta a los monederos de criptomonedas: los monederos calientes, o en línea, y los monederos fríos, o fuera de línea; estos últimos son más seguros, pero para algunos son menos convenientes. Sea cual sea la que elijas, hay formas de asegurarte de que mantienes tu cripto lo más seguro posible.


Claves privadas (Private keys)

Sea cual sea el tipo de monedero de criptomonedas que elijas, se te dará un conjunto de claves privadas, a menudo en forma de frases semilla que consisten en 12 a 24 palabras que son la clave definitiva de tu monedero. Son diferentes a tu contraseña, que es la primera capa de seguridad y que utilizarás para iniciar sesión desde dispositivos de confianza. Por el contrario, las claves privadas son la última línea de seguridad para tus fondos: si el dispositivo con tu monedero se pierde o se rompe, puedes utilizar tu clave privada para acceder a tu monedero en cualquier lugar. Por el mismo motivo, si tus claves privadas se ven comprometidas, lo más probable es que tu cripto haya desaparecido. Sólo tú eres responsable de mantener tus claves privadas a salvo, y sólo tú deberías tenerlas (o un familiar de confianza en caso de emergencia).

Las claves privadas suelen generarse al abrir un monedero: no las almacena la plataforma o el dispositivo que aloja el monedero, sino que están en la propia cadena de bloques. Cuando te las dan, debes almacenarlas en un lugar seguro. Si pierdes tus claves, pierdes tus fondos, como demuestra el infame caso de James Howells, que desechó accidentalmente el disco duro que contenía las claves de 7.500 Bitcoins cuando se mudó de casa y ahora está pidiendo a las autoridades locales que busquen en los vertederos. La manera más segura de almacenar las claves semillas es fuera de línea en un trozo de papel que se guarda en una caja fuerte. También se pueden guardar en un disco duro encriptado, en una cámara acorazada o en una unidad USB protegida con una contraseña sólida de 12 caracteres como mínimo.



Monederos fríos

Considerada la forma más segura de almacenar tu cripto, las billeteras frías son dispositivos físicos en los que almacenas tu criptodivisa, y suelen ser dispositivos USB o bluetooth. Los más populares son Trezor, Ledger NanoS y KeepKey (aunque hay que tener en cuenta que Ledger sufrió un importante hackeo en 2020 en el que se filtraron datos de clientes). Los monederos fríos son los más seguros, ya que no están conectados a Internet, por lo que no son vulnerables a los hackeos. El precio de los monederos fríos oscila entre 60 y 160 dólares. 

Cuando configures el dispositivo, se te pedirá que escribas las claves privadas o "semilla de recuperación", que proceden de una lista de 2.042 palabras estandarizada por la industria. Estas palabras pueden ser aceptadas por cualquier dispositivo de hardware del mismo y a veces de múltiples fabricantes, lo que significa que si pierdes o dañas tu dispositivo, puedes usar las claves para acceder a tus fondos a través de un nuevo dispositivo. Sin embargo, recuerda: si pierdes las claves, no podrás recuperar tus fondos, así que guárdalas a buen recaudo y separadas de tu dispositivo.

Billeteras calientes

Los monederos calientes son gratuitos y de fácil acceso, y como tales son populares. Por lo general, se abre un monedero caliente con un navegador en el que se establece una contraseña y se dan las muy-importantes claves privadas, pero también se pueden abrir monederos calientes en un intercambio centralizado como Coinbase o Binance. Los intercambios a menudo requieren que introduzcas los detalles de "Conoce a tu cliente" (KYC) y no te darán una clave privada, lo que significa que no tienes realmente un control total sobre tu cripto. Los monederos Web3 más populares son MetamaskTrustWallet y Electrum. Aunque puedes generar nuevas carteras con estas aplicaciones Web3, también te permiten conectar tu billetera fría a sus interfaces.

Estos tipos de monederos suelen ser más fáciles de usar e interactuar que los monederos fríos, especialmente para los operadores frecuentes. Sin embargo, los monederos calientes son más vulnerables a los hackeos, tanto a nivel privado como de plataforma, por lo que los usuarios deben cuidar especialmente sus contraseñas. Aunque es más fácil, no hay que caer en la tentación de almacenarlas en una aplicación de notas vinculada a un servicio en la nube. 

Autenticación de dos factores (2FA) 

Cuando se utiliza un monedero caliente especialmente, la autenticación de dos factores (2FA) utilizando una aplicación de terceros es una necesidad. Además de autenticar el inicio de sesión mediante un mensaje SMS o un correo electrónico, estas aplicaciones añaden una capa esencial de seguridad de la que ningún propietario de criptodivisas debería prescindir. Una aplicación que se descarga en el dispositivo móvil, los programas 2FA generan un número único o"token" que se utiliza cada vez que se inicia sesión en las cuentas on-line. 

La aplicación de autenticación de Google es la aplicación 2FA más popular y es de descarga gratuita. Sin embargo, Authy es otra aplicación a tener en cuenta, y tiene la ventaja añadida de permitir a los usuarios hacer una copia de seguridad de sus tokens 2FA en la nube. Esto facilita el uso de la aplicación en diferentes dispositivos y también su restauración en un nuevo dispositivo en caso de pérdida o robo del original. Recuerda que, al igual que los monederos de criptomonedas, cada token 2FA tiene una frase semilla que debe estar debajo del código QR que escaneas para añadirlo a tu aplicación, y es importante guardarla también de forma segura.

No olvides asegurar tu cuenta YIELD App con una aplicación de autenticación 2FA



Proteger tu cuenta YIELD App 

Cuando utilizas tu cuenta de YIELD App, a través de la cual mueves dinero de un monedero a nuestro protocolo para obtener un rendimiento en tus stablecoins y recompensas en YLD, es absolutamente esencial que utilices todas las características de seguridad descritas anteriormente como sea posible para garantizar tu seguridad. Los usuarios deben asegurarse de utilizar una contraseña fuerte, idealmente generada aleatoriamente, utilizando un gestor de contraseñas como LastPass o 1Password y utilizar una aplicación 2FA para asegurar completamente la cuenta.

Al tratarse de un mercado financiero digital totalmente en línea, las criptomonedas son vulnerables a actores con intenciones negativas. Por ello, es imperativo que los usuarios hagan todo lo posible para protegerse, asumiendo la plena responsabilidad de los fondos que pueden utilizar como y cuando quieran, pero que requieren mayor supervisión. La libertad y la oportunidad que ofrecen las criptomonedas, que no se parecen a nada de lo que hay en las finanzas tradicionales, tiene un costo, y ese costo es la responsabilidad vigilante y personal.